No eres víctima de tu genética


Tenemos la suerte de vivir en el siglo XXI, en donde la ciencia nos permite explicar este fenómeno. Hace menos de 60 años se descubrió la epigenética (epi: por encima de). Cuando el Dr Bruce Lipton estudiaba a la células madre, se le presentó ante sus ojos una verdad nunca antes vista por la ciencia: Separó una comunidad de celulas madre (todas idénticas genéticamente) en 3 placas de petri, cada una con un entorno químico disinto. En una se formó hueso, en otra se formó músculo, y en la tercera se formó grasa. A pesar de que las 3 tenían los mismos genes, cada una se adaptó de acuerdo a los químicos disponibles. Entonces, ¿Qué define el destino de una celula? El entorno!

Nosotros, somos un conjunto de 50 trillones de celulas aproximadamente, y el entorno de estas celulas es la sangre, en donde están presentes los químicos. Y sabes lo que define qué quimicos hay en la sangre? Tu percepción. Al cambiar tu percepción, cambia toda tu biología. Para resumirtelo, tus creencias controlan tu biología!

Entonces qué define nuestro destino? Claramente no son nuestros genes, sino que nuestras creencias. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *